Balance de Cierre



Mensaje del Dr. Ariel Gelblung, Director del Centro para América Latina

(Para La Palabra Israelita, de Chile)


Buenos Aires, 30 de diciembre de 2021


Queridos Amigos:


No querría terminar este 2021 sin la posibilidad de agradecerles haberme hecho un lugar en sus vidas para que periódicamente les transmita algo de lo que habitualmente ocupan mis preocupaciones.


Se cierra un ciclo más en una era complicada y anormal, soñando que no se torne normal.


Una coyuntura difícil, donde se politizó hasta la salud como nunca. Donde la comunicación se complicó más.


La política se radicalizó. Las grietas se ampliaron. La hermandad entre humanos se ha transformado en las relaciones complicadas de hermanos conflictuados y desconfiados.


Esta semana, como todos los años, el Centro Wiesenthal publicó el Top 10 de Antisemitismo Global.


Una pronta lectura de lo expuesto, nos muestra que durante 2021 una empresa multinacional (UNILEVER) puso a disposición su estructura para un boicot ilegal e inmoral; el odio en los campus universitarios se expandió a niveles de intolerancia inusitada en un espacio que debe promover todo lo contrario; movimientos internacionales que introducen en el centro de la escena conceptos antisemitas; un país que debe tener una enorme responsabilidad con su historia como Alemania, retrocede varios casilleros y compromete nuevamente su futuro; los gigantes de las redes sociales no contribuyen a construir ambientes amigables; judíos llenos de autoodio que sirven a los intereses de quienes, llegado el momento, los tratarían como judíos, sin distinguirlos; el crecimiento de las teorías conspirativas utilizando comparaciones con el nazismo que distorsionan la historia; la captación de la otrora prestigiosa cadena de noticias británica BBC que se ha rendido frente al crecimiento del odio antijudío en el Reino Unido, desencadenado como nunca; la acción de Hamás que ya no se remite a solo la Franja de Gaza y la reivindicación de una política de estado que promueve el genocidio a la luz del día desde Irán, mientras el mundo ensaya una política de apaciguamiento, que sabemos que siempre fracasó.

Los invito a leerlo completo en http://wiesenthal.com/TopTen2021_Espanol


Frente a ese escenario, pienso en la tarea de dedicar cada día de 2022 a confrontar el discurso de odio. No siempre es grato. Al respecto, desde hace unos días no paro de reflexionar sobre lo que Joaquín Sabina nos lega en “Noche de Bodas”: “Que ser valiente no salga tan caro; que ser cobarde no valga la pena.”



Dr. Ariel Gelblung


Denunciar, decir basta, trazar una línea que no dejamos pasar, trabajar para mejorar leyes, exigir, reclamar. Nunca callar ni bajar la cabeza. No intentar satisfacer a quien nada le va a alcanzar.


Ya que hablamos de ciclos, aprovecho para recordarles que nuestro gran mentor cumplía años el 31 de diciembre.

Simon Wiesenthal, nacido ese día final de 1908, deja claro su mensaje a quienes tratamos de seguir su huella en esta anécdota que el Rabino Marvin Hier, Fundador y Decano del Centro ha contado muchas veces.


“Un día, Simon llamó y dijo que le gustaría celebrar su 90 cumpleaños con unos amigos en Viena. Le pregunté dónde le gustaría celebrar.

Dijo: "Tengo un deseo no cumplido, tener una fiesta en el Hotel Imperial". Me dijo que era el hotel favorito de Hitler y que tanto Hitler como Himmler tenían suites permanentes allí. Construyeron enormes búnkeres debajo del hotel, que todavía existen hoy, porque Hitler pensó que esto serviría como un cuartel general ideal desde donde podría conducir la Segunda Guerra Mundial.

Durante el Tercer Reich, habría sido impensable, dijo Simon, que se viera a un judío en el Hotel Imperial. "Y quiero asegurarme", dijo, "de que se rompan todos los tabúes del Tercer Reich y que los registros de este hotel afirmen que Simon Wiesenthal celebró aquí su 90 cumpleaños con una cena kosher".

En la noche de la cena, cuando la banda tocó su canción yiddish favorita, 'Belz, Mein Shtele Belz', miró hacia el techo, se volvió hacia mí y dijo: 'Ya ves incluso los candelabros están temblando porque es la primera vez que escuchan música así aquí.

“Dejemos que el registro lea ", dijo," que Hitler ya no está aquí, pero incluso en el Hotel Imperial, los judíos todavía están vivos y siguen cantando ".


Que 2022 les traiga muchos motivos para seguir vivos y cantar.


Felicidades.



Visite nuestra página web www.centrowiesenthal-latam.com

Los invitamos a sumarse a nuestra página en Facebook: http://www.facebook.com/CSWLA Twitter @CSWLatAm

El Centro Simon Wiesenthal es una organización judía internacional de derechos humanos que cuenta con más de 400.000 miembros. Es miembro consultivo de las Naciones Unidas, la UNESCO, la OSCE, el Consejo de Europa, la OEA y el Parlamento Latinoamericano (PARLATINO)


214 visualizaciones